Financiamiento de tecnología en México

PorYeni

Financiamiento de tecnología en México

Como hemos recalcado en artículos anteriores, estar a la vanguardia es uno de los grandes retos de las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) en México para su permanencia en el mercado, y el financiamiento de tecnología, una de las alternativas para lograrlo.

Pero, ¿cómo realmente funciona esta alternativa para las empresas?

De acuerdo con la clasificación que utiliza la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), los recursos para financiar los sistemas de investigación e innovación pueden provenir de cinco fuentes.

Estas pueden ser desde el sector empresarial, el gubernamental, las instituciones privadas sin fines de lucro, instituciones de educación superior y fondos del exterior.

No obstante, la penetración del crédito sobre el PIB en México es del 30% comparado con países como Chile donde se financia más de lo producido, según cifras del Banco Mundial.

Aunado a ello, las Pymes en nuestro país tienen acceso limitado al crédito, y sólo el 22 por ciento de las empresas lo obtienen, ¿entonces a dónde recurrir para el financiamiento de tecnología?

La OCDE señala también que la mayor parte de esta alternativa para las empresas proviene tanto de los gubernamentales como de las instituciones financieras ajenas a la banca.

Estas últimas ofrecen ─en forma de créditos─ proyectos más rentables que propician un mayor crecimiento económico a las empresas, según el doctor en Economía por la Universidad Nacional Autónoma de México, José Luis Clavellina Miller, en su artículo ‘Crédito bancario y crecimiento económico en México’

Liquid Capital ARG es una arrendadora independiente que ofrece una gama de productos para financiamiento de maquinaria, herramientas de trabajo e inmuebles de alta tecnología para personas físicas con actividad empresarial, y Pymes con más de dos años de operación.

El financiamiento, así como otras soluciones financieras, están disponibles tanto para empresas nacionales como extranjeras que cuenten con un margen operativo de al menos 20 por ciento y un buró de crédito en buenas condiciones.

Con ello, un asesor guiará a la empresa sobre el plan que más se adapte a sus necesidades financieras y una vez aprobado, tendrá la posibilidad de obtener esa maquinaria o herramienta de alta tecnología a cambio de una renta mensual.

Con esta alternativa, las Pymes y personas físicas con actividad empresarial pueden empatar los flujos de sus ingresos con el pago de una renta que se ve reflejado como gasto deducible de impuestos.

Además, con planes como el Liquid Lease, las empresas tienen plazos flexibles de pago de hasta 36 meses y al término del contrato, éstas pueden devolver, renovar o comprar el activo productivo.

Así pues, el financiamiento tecnológico permite el crecimiento económico de las empresas aumentando las tasas de acumulación de capital y la utilización de los activos de manera eficiente.

Sobre el Autor

Yeni administrator

Deja un comentario